top of page

Las Ramas del YOGA son las ramas de la vida misma

La conducta y la autodisciplina según el yoga: Que son Yamas y Niyamas

Vamos con las primeras dos para entender un poco en profundidad .

Según la disciplina del yoga, existen 8 ramas o fases, que actúan todas en conjunto, y no en escalera como muchos asumen para llegar a la Unión con el Todo. Hoy hablaremos un poco de las fases que tienen que ver con la conducta, la moral, la ética y la autodisciplina para llevar el buen vivir y la impecabilidad en la tierra.

Mientras que las yamas tienen que ver con la capacidad de retener los impulsos y deseos para mantener el respeto hacia el afuera, el amor y la compasión como lo que tiene que ver con los deberes morales ante lo social; los niyamas nos enfocan más en el autorespeto, el contentamiento y las prácticas espirituales que nos elevan y generan la observación introspectiva, y el manejo de las modulaciones de la mente.

Los yamas son 5 y se traducen como:

  • Ahimsa: no violencia. Esto es hacia el afuera y hacia el adentro, y de hecho con la práctica constante de esto, se practican a la vez los 4 siguientes, porque al no practicar la violencia en todos sus aspectos van incluidos el respeto y la compasión por uno mismo y los demás. Es el principal yama, el más importante, en la práctica constante de este, logramos los 4 siguientes.


  • Satya: verdad. Pero una verdad especial, la verdad dicha con compasión, con ahimsa. Es la verdad expresada con amor.

  • Brahmacharya: control de impulsos, en algunos textos se traduce como el celibato, pero no es un punto inflexible, sino que en el control de los impulsos o fluidos del cuerpo, el control de raga, los deseos hacia las impresiones límbicas, o impresiones más animales, es decir aplicar el libre albedrío o voluntad de hacer el bien, practicar el respeto, lo que quiero decir es que no es solo una elección a nivel sexual, sino a controlar el cuerpo y sus deseos fisiológicos primitivos. Lo que no quiere decir que no debamos atender al cuerpo cuando lo require

  • Asteya: no robar, y no es solo privar al otro de algo, sino el cuidado y el respeto del tiempo del otro, la palabra, el silencio, si nos ponemos a ver hay muchas cosas a las que podemos incurrir en privar o tomar del otro, la energía, la voluntad, las decisiones, los pensamientos, la ideas, etc.

  • Aparigraha: no acumulacion; este precepto tiene que ver con el fluido del prana, existen muchísimos aspectos de nuestras vidas donde podemos acumular, generando obstrucción u obstáculo de la energía vital. Acumulamos cosas, dinero, pensamientos, guardamos el pasado, nos estancamos, acumulamos ideas sobre el futuro generando energía de ansiedad y agitación de la mente. Esto te atrapa como una telaraña, estanca y no fluye. Lo mismo sucede en el cuerpo cuando no nos liberamos de las toxinas, nos alimentamos con alimentos faltos de energía vital, frescos y livianos. Acumulamos en el cuerpo físico enfermedades, grasa, toxinas e infinidad de energía densa que nos embota.




Los niyamas, también son 5 y se traducen como:

  • Saucha: la limpieza o pureza tanto del cuerpo físico como de los cuerpos sutiles, llegando a ello a través de las prácticas de asanas, kriya yoga, panchakarma. Métodos depurativos y de limpieza profunda que devuelven la energía vital y la hacen recircular para revitalizarse. El agua es una fuente importante de purificación, el control de la respiración y todo lo que tenga que ver con la desintoxicación para limpiar lo que embota y acumula.

  • Santosha: el contentamiento, la aceptación. Es la supresión de los deseos de los sentidos, entender el aquí y ahora, el presente con gracia, disfrutar de la riqueza de simplemente ser y estar. Siempre les pongo el ejemplo de la Montaña, que es impoluta, inseparable, inmóvil, inmensa y a la vez sencilla y estable, es lo que es. Sostenerse en el contento es un práctica diaria, la dicha y la aceptación del momento presente necesita convencerse de que estamos donde tenemos que estar, que somos suficiente, que la experiencia es esta y esta bien una y otra vez con voluntad.



  • Tapas: son las prácticas, la austeridad. Tapas significa hornearse literalmente, habla de superar y sostener los fuegos de la mente, de la digestión y el fuego del espíritu en la voluntad de continuar, de seguir a pesar de que no haya una recompensa inmediata, porque la felicidad sátvica, la felicidad duradera llega con la práctica a pesar de la incomodidad inicial. Tapas es determinación.

  • Svadhyaya: autoconocimiento. Conocerse, escudriñar y bucear en el interior, saber cuales con las ragas y dweshas ( deseos y aversiones de la mente, del ego) para entendernos es el camino de la luz y la oscuridad, tiene que ver con la aceptación de la oscuridad para iluminar con la luz propia.

  • Ishwara pranidhana: abandono a la voluntad divina. Este es el fin último. Es fundirse con la divinidad, es la entrega hacia un plan mayor, es lograr dejar atrás el ego, la mente y las modulaciones para entregarnos a los que Es. En mi opinión es la posibilidad más hermosa de liberarse, es la no expectativa, el no resultado, es soltar en el sentido de que hay algo mayor que nos sostiene en todo momento, es dejar ir el esfuerzo.

Te ha dejado alguna reflexión o corazonar, házmelo saber en los comentarios

Con amor y corazón, Ale Naranjo

MP 8349


puedes tener una sesion personal conmigo aca https://www.draalenaranjoayurved.com/book-online

o quizas te interese conocer la tienda https://www.draalenaranjoayurved.com/e-books-y-programas


52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page