top of page

Las 5 envolturas o cuerpos: Panchakoshas



En el Taittriya Upanishad se describe que el ser humano tiene 5 cuerpos, capas o envolturas denominadas Koshas. Nuestro cuerpo físico es solo una capa, es un estado denso con el cual estamos más familiarizados. Los otros 4 son sutiles, se encuentran en un estado energético y por lo tanto no podemos verlos pero si volvernos conscientes de ellos, podemos entender y desarrollar estas envolturas con la práctica.

Estos koshas son:

  1. Annamaya koshas : el cuerpo físico o cuerpo del alimento

  2. Pranamaya kosha: el cuerpo del prana o energía vital

  3. Manomaya kosha: el cuerpo de la mente

  4. Vijnanamaya kosha: el cuerpo de la sabiduría o el intelecto

  5. Anandamaya kosha: el cuerpo de la dicha

Cada capa va desde lo más grueso a lo más sutil y son interdependientes, interrelacionadas e interpenetrables unas con las otras.

Annamaya kosha es la capa más externa, lo que podemos ver, es decir lo más denso. El cuerpo físico representa la carne, la sangre, músculos y huesos. Es nutrido y mantenido por la alimentación, lo que ingieres (anna). Se dice que es el más vulnerable de los kosha ya que manifiesta cualquier deficiencia en los otros koshas. Hatha yoga asanas, shatkriyas y una alimentación según el ayurveda de forma correcta ayudan en su desarrollo y fortaleza.

Pranamaya kosha es el cuerpo pránico o el cuerpo de la energía vital. Se sostiene a través de la respiración, la cual no se restringe solo a oxígeno, sino que es el vehículo de prana, la energía vital. El prana permea al cuerpo físico, se mueve a través de él y es la fuente de la vida física. Es por causa del prana que la sangre circula, el alimento es digerido, los impulsos son transmitidos desde el cuerpo al cerebro y viceversa. Si pranamaya kosha se alterna entonces annamaya kosha enferma. Cuando la energía se bloquea el resultado es la enfermedad que progresa desde el cuerpo energético hacia el cuerpo físico.

Cuando la energía pránica fluye lentamente y suavemente entonces la mente se vuelve calma y pacífica. A través de la práctica de pranayama somos capaces de controlar el flujo del prana y expandir la energía vital.

Manomaya kosha: la capa mental pertenece a la mente y al procesamiento de los pensamientos. Estas son las acciones y reacciones del cuerpo físico que son mantenidas y alimentan los pensamientos, sentimientos y emociones; trabaja a través de los 5 sentidos y dirige los gustos y los disgustos, aversiones y atracciones. Cada fluctuación en el cuerpo mental tiene una reacción química en el cuerpo físico y viceversa. Las emociones crean alteraciones químicas en el cerebro y afectan la secreción hormonal. Estudios científicos probaron que el estado de la mente cambia el estado de nuestro cuerpo a través del sistema nervioso central, el sistema endocrino y el sistema inmune. Una actitud emocional positiva como el amor, la felicidad, la paz y las experiencias espirituales mejoran los procesos de sanación. De lo contrario los pensamientos negativos y las emociones como el enojo. el odio, la envidia, la codicia o la violencia reducen la inmunidad en el cuerpo y generan un cambio dañino para la salud. Cada célula de tu cuerpo responde a cada pensamiento que tienes.

La práctica de yoga puede ayudarnos a controlar y calmar nuestra mente. Prácticas como pranayama y pratyahara ( la retracción de la mente y los sentidos hacia el interior) son muy eficientes. Patanjali nos dice en sus yoga sutras “yogachittavrittinirodha”: el yoga ayuda en el control de la modulaciones de la mente.

Yoga Nidra también ayuda a penetrar a través de manomayakosha y a darle una dirección.

Vijnanamaya kosha: es la capa de la sabiduría, el asiento del intelecto. Vijnana significa sabiduría o conocimiento sutil. Es la inteligencia superior que contiene en sí misma el conocimiento, el poder de discernimiento, la intuición, la conciencia y el libre albedrío o voluntad. Una vez que hemos logrado mantener nuestra mente en calma, comenzamos un viaje interior, nuestros sentidos se encuentran retraídos, el mundo exterior no nos afecta más. Lord Shiva dijo en Bhagavat Gita “samatawayogauchate”: a través del yoga somos capaces de lograr la ecuanimidad de la mente. Aceptamos la alegría o la pena, el frío o el calor, el placer o el dolor con calma. Empezamos a entender el significado de la vida. Desarrollamos más claridad e intuición. Aceptamos y nos volvemos confortables con lo que somos, con donde estamos y con lo que tenemos.

Jnana yoga, es el estudio de los textos espirituales que también nutre el intelecto y ayuda en el desarrollo de este kosha. Este conocimiento ayuda a encontrar la verdadera naturaleza y a entender el mundo que nos rodea.

Anandamaya kosha. Ananda significa gracia, felicidad. Esta es la capa más sutil de todas más allá de cualquier explicación, es el centro de nuestro ser, es espiritual. Esta capa energética es la que está más cerca de la luz cósmica y la verdad. Una vez que en este kosha despierta nos sentimos bendecidos, experimentamos el deleite, la gracia, la dicha y el éxtasis. Nos olvidamos de la existencia de nuestro cuerpo físico, de la mente y somos transportados a los niveles más altos del ser. Nos volvemos uno con lo divino, experimentamos la nada pero la felicidad y la bendición al mismo tiempo.

Bhakti yoga, la devoción, es también una forma de caminar hacia el estado de completa felicidad. Y otra manera es despertando esta capa a través del servicio desinteresado o Karma Yoga.

Para una salud holística adecuada estas 5 envolturas del cuerpo deben estar en buenas condiciones. La alteración en cualquiera de estas afecta las otras porque están funcionando en coordinación una con la otra de forma integral como un todo. Es importante despertar y fortalecer los koshas ya que ellos proveen el mapa de rutas para llevarnos suavemente desde los fisiológico a lo psicológico y luego hacia lo espiritual para vivir una vida saludable, feliz y pacífica.

Con amor y corazón; Ale Naranjo


60 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

コメント


bottom of page