top of page

La vulnerabilidad es tu niña interna hablándote

Cuando se activan miedos e inseguridades en el proceso de tu sanacion es la brújula clara que estás haciendo ese camino 


Los obstáculos y trabas en el camino son en realidad la redirección para que lo que tienes que sanar y trabajar en tu energía y para que hagas ahora, te esta mostrando el camino.


Por lo tanto es natural y ahí donde necesitamos más acompañamiento, más herramientas que nos guíen y sobre todo habitar esos espacios. 


Qué haces cuando alguien se siente vulnerable, desprotegido, solo y abrumado? Acaso lo dejas más abandonando? Yo se que no, porque sé que las personas que leen esto son personas altamente sensibles, altamente compasivas y altamente empaticas. 


Pero qué pasa cuando el que sufre, tiene necesidades propias e internas, se siente en ese estado de incomprensión y totalmente abrumado y angustiado es tu niñ@ Interior. Ese ser que te habita con heridas que no han sido sanadas, que no han sido escuchadas y que pide a gritos en cada emoción incontrolada que lo mires y lo abraces? 





A menudo damos la vuelta a cara a nuestras necesidades porque pensamos que no son tan importantes como la de los demás, que nuestros problemas y requerimientos son caprichosos y poco objetivables, que los demás son mejores o que necesitan más que nosotros, que mis hijxs me necesitan, que esta persona enferma me necesita, que tengo que hacer esto y lo otro… antes de ocuparme de mi 


Y te digo, es un error querer sanar tu proceso si no te haces cargo de esa herida de la niñez que te agita y agota por dentro. En el camino de sanacion debemos hacer lo que ya sabemos hacer por otros, esta vez por nosotros mismos. NO sirve de nada querer salvar a todos si no te salvas a vos primero. Nadie sabe cómo salvarte mejor que vos. Nadie lo hará tan bien y nadie te entenderá tan a la perfección como vos mism@ porque solo vos sabes cual es tu herida y que necesidad tienes 


A eso le llamo maternarse. En el proceso de autocuidado es imprescindible que te ames, te cuides y te contengas cual madre, con amor incondicional. Solo así tendrás las “necesidades básicas satisfechas” para ir por el próximo nivel de sanacion.


En las sesiones veo demasiados adultos conviviendo con sus niños internos totalmente rotos y heridos, desprotegidos, que se desviven por cuidar de otras personas por amor, pero dejame decirte que si no sabes de amor propio, de autocuidado y de salvar a tu niña interior, lo que hagas será un esfuerzo agotador, porque esa herida seguira ahi y bloquendo tu progreso, tu proceso, hasta que la escuches.


Por otro lado, pretender que otros nos salven si ni siquiera saben cómo hacerlo, o que necesitamos, es una utopía y un gasto de energía enorme. Ni hablar que también tienen a sus propios niños internos en busca de protección, andamos chocándonos con eso entre nosotros y no miramos para dentro. Es hora de hacerse cargo del dolor propio, conteniéndose con amor universal e incondicional a eso que nos hiere y atendiendo nuetras necesidades. 


Cuidarse con amor es lo que te prepara para ir por esa transformación que anhelas  en tu vida 


Si quieres bienestar cuídate como cuidarías a tus hijos, a tus pacientes o a tus padres, o a tu ser más amado, al enfermo, al desprotegido, al desvalido, a todo el que ayudas 


No es que por amor que debamos olvidarnos que también tenemos necesidades y que también sufrimos en nuestro interior. Saber decir un no a tiempo, pedir algo que necesitas, pedir ayuda de manera acertada, en el lugar correcto y de manera segura, tener tiempo de ocio y descanso, regalarte algo, disfrutar de algo que te gusta es parte de sanar y de cuidarte con el más auto amor incondicional porque cuando estés bien todos los demás también lo estarán. 


El mundo no necesita más mártires y altruistas, necesita personas felices que se hagan cargo de su bienestar con empoderamiento, que vivan una vida de verdad, libre y amorosa para toda la humanidad; necesitamos más personas de esas que busquen con consciencia dentro y habiendo encontrado sus heridas se hagan cargo de su vida y su necesidad. 


Mereces ese tiempo, mereces esa ayuda que buscas, mereces poder resolver lo que hoy te duele y te angustia 


Y no solo es cuestión de merecimiento, es cuestión de necesidad, sanar es un acto revolucionario de cuidarnos y protegernos, de auto amor verdadera, de contención y de salud. Porque es el trampolín a pasar de esos dolores físicos y emocionales a entender por qué están ahí y que te están diciendo. 



Descarga sin costo un tiempo de autocuidado con la abundancia y la gratitud; aunque dice comprar ahora el costo es 0 por un tiempo limitado


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page