top of page

La Medicina Del Cacao como puente de Sanación Mente, Cuerpo y Alma

Te cuento cómo utilizo esta medicina en mi práctica clínica y como es mi relación con el cacao


El corazonar del cacao en la cardiología 


Llegue al cacao a través de una búsqueda consciente de conectar profundamente con el corazón, quería conectar con el espíritu de la medicina del corazón desde un lugar energético, luminoso y sobre todo amable con los procesos terapéuticos que imparto. Al inicio tuve una incursión propia que me llevo a esa  medicina en mi  propia sanación y que luego se expandió a mi práctica médica. Hice mi primera toma de cacao luego de un viaje a Colombia donde tuve contacto con semillas de cacao orgánico y luego comencé a profundizar en mi formación y en la expansión de la práctica de esta sabiduría ancestral.


En mi vida el cacao se ha convertido en una guía. Es una medicina que me llama no solo a facilitar espacios de sanación para otros, sino que se hace mella en mí en cada momento o ciclo donde necesito hacer una ofrenda, un proceso o una intención, cuando necesito guía, para expandir conciencia o volver a la ternura y a la blandura amorosa del corazón, porque el cacao nos aúna con ese centro, conecta la acción y la razón pasando todo primero por lo más amoroso y profundo de la esencia vital. Muchas veces en la vorágine del día a día olvidamos ese camino, el cacao y su espíritu nos hace conectar con eso de nuevo. 


Cardiología y el corazonar del cacao 

Cuando empecé a utilizar el cacao en mi práctica médica acompañando procesos individuales y luego otros mas colectivos, pasó que me no solo vi cómo se abren los caminos curativos a través de los antioxidantes, antiinflamatorias, metabolitos  con propiedades medicinales realmente muy ricas que se puede aprovechar en diabetes, síndrome metabólico, hipertensión, enfermedad cardiovascular, arritmia y coronaria; sino que también hay una sanación de la conciencia, de la sabiduría que nos habita, se abren paramos de iluminación de lo interno, que nos trae una compresión superior, nos conectamos verdaderamente con el corazón de la tierra y en corazón del cielo, nos volvemos humanos puente, hay una apertura, es difícil de poner en palabras pero es muy rica en experiencia y vivencia creativa. 



Siento que el cacao camina con nosotros desde épocas que aún no sean descubierto, de diferentes maneras hemos ido utilizando las plantas con sus fitocomplejos pero sobre todo conectando con su energía y espíritu porque son hermanas. Habrá culturas que se hallan íntimamente relacionadas con el Cacao, donde la investigación fue más prolifera, pero sin duda podemos ver como en la Amazonia el cacao crece junto a sus hermanos (otros árboles y plantas como los bananos en perfecta armonía), algunas de esas reservas ancestrales así como sus rituales están siendo recientemente descubiertas, como las culturas Pre colombianas Mayo. Chinchipe - Marañon que están surgiendo como objeto de investigación donde se puede hacer alguna reseña que el cacao se utilizaba como fuente ritual, de sanación y de consumo humano. Hay que seguir investigando y abrir esos caminos y fomentar esas búsquedas, para nutrirnos más de ese antepasado milenario que aún desconocemos pero que está ahí. 


Propuestas a través del cacao en la salud 

 El cacao en salud no es solo una fuente energética y nutricional muy rica con componentes muy interesantes sino que también no acerca a una medicina sensible, simple pero profunda. Podemos tomar de ella y ofrecerla para tratar desde alteración del ánimo hasta trastornos cardíacos, vasculares y metabólicos. Tiene un amplio espectro de uso medicinal además de su consumo ceremonial que sana en lo colectivo y en lo sutil. 

Cómo cardióloga lo sugiero como terapéutica . Es decir, no solo como tratamiento sino como un conjunto de tratamientos que acompañan un proceso interno. Las propuestas son tanto individuales y colectivas en tomas conscientes de 13 días como se indicaban en desde la cultura maya, pero además incorporamos las herramientas de la Chakana y la mesa medicinal para transitar los procesos sutiles. Por lo tanto, no se desconecta la búsqueda de la curación de una condición de salud en particular sino que se va más allá con la sanción de los aspectos sutiles, se camina con la medicina del corazón, que es el espíritu de mi acompañamiento y la base de la práctica que se enfoca en el autocuidado, la transformación y la sanación. Además, al ser medicina y alimento es muy fácil introducirlo en los planes de alimentación de las familias, comunidades e incluso en los ciclos de salud en las instituciones. Para mi es un hermoso proceso de sanación desde el aporte alimentario hasta el medicinal, el cacao es un excelente guía de salud y una planta que abrazo muchísimo en mi práctica. 


Por eso te quiero invitar hoy a que transites esta medicina con acompañamiento, empezamos el 25 de marzo con un nuevo grupo. Más información abajo




38 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page